Big Delta: la impresora 3D que construye viviendas.

Big Delta es la impresora 3D más alta del mundo, con 12 metros de altura, 7 metros de ancho y, además, cuenta con brazos modulares de 6 metros cada uno. La misma se ha encargado de la construcción de la primera casa impresa en 3D, realizada con materiales respetuosos con el medio ambiente: una mezcla de tierra y paja amasada con una máquina mezcladora y una motoazada. El objetivo del proyecto WASP es poder crear un hogar al alcance de todos,  como resultado de un conocimiento colectivo aplicado a la tecnología de fabricación digital.

La Big Delta trabaja con 220 voltios, aunque puede hacerlo con 60 voltios, ya que los motores y las partes electrónicas se han realizado para ser alimentados por paneles solares.

En cuanto a los materiales que puede utilizar esta impresora, la extrusora se ha estudiado para trabajar con mezclas que contienen materiales de fibra larga.

La razón se debería al objetivo de su proyecto, por lo que, desde el principio, han trabajado con tierra y paja, aunque también han provado con otros materiales intertes. Así que no es necesario picar en trozos la fibra, por el contrario funciona mejor si son largas.

En este sentido, hay dos posibilidades con la Big Delta: utilizar materias primas de origen natural o materiales técnicos específicos. Es mucho más sencillo utilizar materiales técnicos o sintéticos que las mezclas naturales, ya que todavía no se han descubierto totalmente. Sin embargo, estarían probando cómo la arcilla o la paja se mezcla con cáñamo o derivados, o añadiendo materiales fundidos.

Desde WASP han afirmado que han tenido éxito en probar que “dos hombres y una máquina pueden imprimir en 3D un refugio cómodo y saludable, en poco tiempo y con un coste muy bajo. Igualmente, han asegurado estar muy satisfechos con los resultados obtenidos, aunque saben que todavía queda mucho por hacer.

Se han impreso 270 centímetros de un muro de paja y arcilla, con un diámetro es de 5 metros. Para ello, se han utilizado 40 toneladas de mezcla. Las capas totales son 135, con un peso medio de 300 kg cada una, y el tiempo medio que ha llevado construir una capa ha sido de 20 minutos. Por lo que se refiere al consumo, se han usado 2 metros cúbicos de agua y 200 Kwh.

¿Y los costes? 32 € para la energía utilizada, 3 € para el agua, 10 € para la paja, 3 € para la gasolina de la motoazada. Eso hace un total de 48 euros. Además, desde WASP han asegurado que es posible ahorrar más si se utilizan los pies para mezclar, reduciendo los costes al 90%.

 

FUENTE

5 comentarios sobre “Big Delta: la impresora 3D que construye viviendas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *