Nuevos bloques cerámicos mejoran la construcción

Con cambios en el diseño y la composición, los bloques cerámicos sistematizan el proceso constructivo y mejorar el confort termoacústico

El método de construcción más antiguo ha ido evolucionando progresivamente gracias a la tecnología y los diferentes materiales del futuro para una construcción más sostenible. Actualmente, la mampostería de bloques cerámicos se encamina hacia la sistematización de sus elementos para optimizar la producción en obra y reducir los desperdicios.

“La tendencia es desarrollar bloques con mayor capacidad aislante. Esto se logra con piezas de mayor espesor y con modificaciones en la composición de la masa para hacerla más porosa”, explica el ingeniero Fernando Rico, presidente de la Cámara Industrial de Cerámica Roja.

Tiempo atrás se empezaron a fabricar bloques termoaislantes que permiten construir una pared con cámara de aire de una sola hoja (portantes o no). Estos ladrillos tienen un índice de transmitancia de aproximadamente un W/m2 K, que permite cumplir con la norma IRAM 11.603 y la Ley 13.059 para el acondicionamiento térmico en la construcción en la Provincia de Buenos Aires, según los datos que maneja la Cámara, el porcentaje de mercado de este producto aún es bajo, ronda el 2 %. Mientras que los ladrillos cerámicos portantes alcanzan el 20 %.

“Los bloques aislantes se fabrican en un espesor de 25 a 27 centímetros para que la pared terminada no supere los 30. Para lograrlo, el diseño de los ladrillos tiene mayor cantidad de huecos y paredes más delgadas”, detalla Rico. Además, la disposición de las celdas disminuye la conducción de calor a través del ladrillo mediante la ruptura del puente térmico. En algunos casos, eso se consigue con la ubicación desalineada de los huecos.Esto también puede mejorar la aislación acústica.

Las empresas del sector buscan avanzar en la sistematización del sistema de mampuestos. Con ese objetivo miran a Europa, donde la industrialización de los bloques está mucho más avanzada en la búsqueda de eficiencia energética, y a Brasil.

En el país vecino, la oferta de piezas es mayor que en Argentina. Por ejemplo, el sistema Eco Brick incluye un bloque con un canal central que permite el paso de una cañería al tiempo que se levanta la pared. Así se evita la rotura posterior del muro para abrir una canaleta, ahorrando tiempo y reduciendo la producción de desperdicios.

De igual modo, la mayor variedad de piezas permite resolver encuentros sin cortar bloques. Con algunas variantes en su composición, el sistema brasileño se produce en la provincia de Santa Fe a partir de una mezcla de áridos de origen volcánicoque no requiere cocción, la mampostería cerámica se puede complementar con otros sistemas industrializados para mejorar su rendimiento. Las placas de yeso pueden reemplazar a los revoques tradicionales y los pegamentos en pomo a los morteros de asiento. A futuro, la “obra tradicional” será cada vez más “seca”.

Otro ejemplo de la interacción de los sistemas es el Qbrick, un mampuesto tricapa formado por dos bloques cerámicos unidos por un núcleo de poliuretano. Permite levantar una pared con cámara de aire aislada en una sola hoja. Con un ladrillo QB de 20 cm de espesor se obtiene un coeficiente de transmitancia térmica de 0,42 W/m2K, lo cual lo hace altamente eficiente.

 

Fuente: DConstrucción

Saul Ameliach Orta

Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *