CAÍDA DEL BIG DATA: La tecnología que ahora resulta mala fama

Las grandes empresas ahora intentan separarse del Big Data

Muchas personas han quedado impresionadas con la caída del Big Data, hace unos años cuando empezó a circular esta tecnología y se veían las grandes ventajas del Big Data, habían muchas ruedas de prensa, y periodistas desesperados por hacer preguntas sobre esta poderosa tecnología.

El Big Data estaba empezando a ponerse de moda, y alcanzando su conquista en el mercado. El Big Data como todos lo sabemos describe el volumen de datos y conducen a mejores decisiones y movimientos de negocio estratégicos.

De repente estaba en todas las conferencias, y en prácticamente todo. Pero el comienzo glamuroso ¿Será que llegará a su final? ¿Habrá llegado el momento en el que el Big Data se vuelva un activo tóxico?

Para nadie es un secreto la importancia del Big Data para las empresas e industrias pero ¿Están empezando a tener complicaciones?

Caída del Big Data

La sede emergente global de San Francisco, California, Silicon Valley una vez favorito un favorito del Big Data, ahora se está distanciando. De igual manera, empresas como Twitter y Google minimizaron el consumo de datos que usan sus empresas.

La empresa de Google tienen una cantidad innombrable en la recopilación de información de los usuarios, a través sus plataformas y servicios como:

  • Search
  • Youtube
  • Gmail
  • Cloud
  • Chrome
  • Y el altavoz inteligente “Google Home”

Sin embargo, Google expresó durante la llamada de sus ganancias, que sus negocios principales de publicidad no dependían de amplia gama de Datos de clientes, y de esta manera, representaba un riesgo bajo con respecto a cualquier nueva regulación.

Es importante comprender que la mayor parte de nuestro negocio publicitario es la Búsqueda. Donde confiamos en información muy limitada, básicamente, lo que está en las palabras clave para mostrar un anuncio o producto relevante expresa el director ejecutivo de CEO, Google Sundar Pichai.

La empresa de Twitter que también genera la mayor parte de su dinero en la publicidad; dijo que no tiene comparación con las otras empresa, ejemplo Facebook; que están causando malos entendidos de privacidad de datos en su llamado de ganancias esta semana.

Otra de las mayores compañías comercial de entretenimiento para los usuarios, Netflix, les dijo a los inversionistas que en realidad no estaba realmente operando como una compañía de tecnología actualmente.

Que ahora son una empresa más de medio que de tecnología pura; Apple no se queda atrás, la empresa que produce equipos electrónicos, software y servicios en línea, aún no ha realizado su presentación, y se han distanciado de los problemas que presenta Facebook; expresando que ellos no estarán en la misma situación como el escándalo de Cambridge Analytics.

Pero ¿Por qué Cambridge Analytics? La compañía ha cerrado sus puertas por presunta polémica de uso indebido datos de millones de usuarios  de la red social Facebook.

Esto no quiere decir que se dejara de utilizar el Big Data o renunciar a ellos; pero si las empresas comenzarán  a presentarlos un poco más discreto.

Todas las empresas intentan ahora posicionarse “como el problema de los datos” tras el escándalo de Facebook; todas emplean de una forma distinta, implementan datos y están ligadas a la información de una manera o de otra.

Fuente/ www.puromarketing.com

Saul Ameliach Orta

Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *