David Sønstebø desarrollador de IOTA habla de su experiencia tras el hackeo

IOTA contra corrupción - Saul Ameliach

David Sønstebø fundador de la tecnología IOTA encontró el lado amable de la desgracia. Hay un espacio educativo completo que el famoso desarrollador utilizó. Es fácil decir que “de los errores también se aprende”. Sin embargo, a Sønstebø le costará millones de dólares que saldrán de su bolsillo.

Regresar 1.97 millones de dólares a las personas perjudicadas del hackeo lo hace convertirse en un “santo”. Él dice que su meta principal no es derivar de un multimillonario. Sønstebø cree con fe ciega que su destino está en desarrollar la primera DLT verdaderamente descentralizada, escalable y sin comisiones para catalizar un futuro autónomo seguro e innovación sin permiso en una gran cantidad de industrias.

El fundador de IOTA declaro para Cointelegraph que en este mundo de las criptomonedas negocio «solo los paranoicos sobreviven». Y su consejo tiene que ver con tener siempre activo nuestro lado maníaco.

El informático noruego David Sønstebø

Después del golpe del 12 de febrero son muchas las cosas que decir. En palabras de David Sønstebø de IOTA lo sucedido es un poderoso recordatorio para nunca comprometer la seguridad bajo ninguna circunstancia.

“Esta vulnerabilidad de MoonPay surgió debido a que la Fundación Iota intentó cumplir en todos los frentes”.

Aparentemente, la compañía estaba obsesionada con construir una de las mejores billeteras en el espacio. El noruego dijo “deberíamos haber hecho mucha más diligencia debida y haber implementado procedimientos de auditoría más estrictos”. “Debimos tener más paciencia”.

David Sønstebø de IOTA aseguró que este descuido no se repetirá. “Ya se han establecido nuevos compromisos con firmas de auditoría de terceros”. Asimismo se han contratado más especialistas en seguridad para la Fundación Iota.

IOTA con miras hacia el futuro

El Proyecto Iota y la Fundación Iota están en auge y progresan más rápido que nunca. Hay actualizaciones significativas al protocolo a la vuelta de la esquina, conocido como Chrysalis.

Igualmente se está asociando con grandes entidades para simplificar la ruta de IOTA hacia la adopción masiva. “De hecho, el día de este ataque, lanzamos Tangle EE, que se vio ensombrecido por este desafortunado incidente. Es algo que cualquier persona interesada en DLT debería verificar”, indicó Sønstebø.

En Latinoamérica la tecnología Tangle está siendo promovida por IOTA Latino, presidida por el Ingeniero de Información Saúl Ameliach, que se especializa en Tangle. El objetivo de la institución es crear proyectos de este tipo basados ​​en el Internet de las Cosas, que se beneficiarán y se adaptarán a las personas del futuro y son operados por empresas y casas de estudio.


Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *