El neuromarketing en la actualidad

El neuromarketing consiste en la aplicación de las técnicas de investigación de las neurociencias a la indagación sobre el marketing tradicional. 

La actividad cerebral (como el EGG o la fMRI), de los entrevistados son leídas directamente de su actividad cerebral.

Las neurociencias permiten averiguar qué niveles de atención están prestando los sujetos analizados a un anuncio.

Se puede tomar decisiones cómo retirar un determinado plano del anuncio final o añadir una secuencia.

También se mide la activación del sujeto o su estado emocional cuando aparece el producto en pantalla.

Así como existen técnicas y estrategias para el marketing digital, la petroquímica o la construcción, también las hay para las neurociencias que se utilizan en neuromarketing; una de ellas es la Encefalografía (EEG), la Resonancia Mágnetica Funcional (fMRI), la Magnetoencefalografía (MEG) y la Tomografía de Emisión de Positrones (PET).

Además se reconocen otras técnicas que no son exactamente neurocientíficas pero que también se utilizan para medir respuestas fisiológicas de los sujetos en los estudios de neuromarketing, como el seguimiento ocular (Eye Tracking), la respuesta galvánica de la piel, la Electromiografía (EMG) o el ritmo cardíaco.

El neuromarketing colocan al alcance de todos este tipo de información, por lo que pese a que no es una de las partes más desarrolladas dentro del marketing, de unos años hasta ahora está adquiriendo mayor peso dentro de las estrategias de las diferentes empresas.

¿Qué es el neuromarketing?

El neuromarketing es la aplicación de las neurociencias al marketing, con el objetivo de conocer las preferencias de compra de los clientes y usuarios.

De esta forma, las marcas pueden trabajar y colocarse por delante de sus competidores.

Esta parte científica de la mercadotecnia se basa en la investigación del sistema nervioso, sobre todo del cerebro para tratar de interpretar la conducta y las decisiones de los clientes.

Se realiza mediante diversas técnicas (electroencefalogramas, resonancias magnéticas, magnetoencefalografías, eyetracking, conductancia eléctrica de la piel…) que miden las respuestas psico-fisiológicas ante determinados estímulos que nos llevan a elegir un producto y no otro.

Cuanto más se comprenda el mecanismo de la toma de decisiones de los consumidores, mejores campañas publicitarias se podrán hacer.

Por esta razón, el neuromarketing se ha configurado como un elemento esencial, tanto para las grandes marcas como para las; pymes para desarrollar su publicidad en todos los ámbitos, desde el diseño de los productos, los precios, el target, las ventas… 

Uno de los últimos eslabones del mercado en sumarse al neuromarketing como forma de llegar mejor al consumidor es el de los restaurantes, una parte muy importante de la hostelería.

Motivando al paladar

El neuromarketing gastronómico consta de una serie de estrategias que motivan la emoción y la conducta para conseguir más ventas y y una fidelización del cliente. Vamos a ver varias prácticas centradas en las emociones provocadas en los consumidores:

  1. La descripción extensa de los productos que se van a consumir predispone al cliente a pagar más por él.
  2. La nomenclatura de los platos uniendo el concepto técnico acompañado de un término familiar (“tradicional”, “casero”…) fomenta que guste; el plato por la confianza previa del cliente.
  3. La indicación de la procedencia de los alimentos genera un bienestar por consumo de calidad que favorece pagar más; por el producto.
  4. Colocar los precios sin el símbolo de la moneda y expresados en múltiplos de cinco también disponen la conveniencia de; pagar más por el plato.
  5. La música de fondo (la clásica en concreto) es un elemento que también influye en la disposición de pagar más; porque se asocia a un nivel socioeconómico alto y de buen gusto.

Estos son unos cuantos ejemplos, de muchos más, donde las formas y maneras de ofrecer el producto al cliente se pueden traducir en mayores o menores ventas.

Se trata de llegar a múltiples clientes e incrementar el mercado.

Por eso, las marcas se sirven del neuromarketing para conocer los gustos del consumidor y ofrecerle lo que quiere; y todo esto mejora la relación comercial entre las marcas y los consumidores, por lo que todos resultan beneficiados.

Esta tecnología abre una nueva vía de conocimiento.

Adicionalmente, ofrece un modo de acercarse al consumidor.

También tiene un importante peso a la hora de tomar decisiones de manera racional.

Saul Ameliach Orta

Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

4 comentarios sobre “El neuromarketing en la actualidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *