Primera vivienda de Europa creada con una impresora 3D

Una casa creada con la tecnología de impresión 3D, primera de su tipo en Europa

Fue inaugurada en la región rusa de Yaroslavl. Esta edificación de casi 300 metros cuadrados fue levantada para una familia de lugareños. En este sentido, esta vivienda no solo es la primera, sino también la más grande jamás realizada con esta tecnología de impresión 3D que ha dado mucho de que hablar.

“Para nosotros ha sido muy importante crear un precedente y demostrar en la práctica que la tecnología de construcción vía impresión 3D, funciona”, declaró Alexandr Máslov, el director general del grupo AMT Spetsavia, la primera compañía que comenzó a producir las impresoras 3D en serie.

El entrevistado agregó que durante la fase inicial de la construcción, la impresión de una vivienda parecía pura fantasía.

“Tuvimos como meta demostrar que era posible. […] En otras palabras, queríamos hacer el sueño realidad”, dijo.

La casa es única no solo porque es la primera de su tipo, sino porque está construida de acuerdo con todos los requisitos de cualquier otro tipo de construcción. Es decir recopilaron todos los documentos necesarios, recibimos permiso para empezar las obras, creamos el proyecto, así como calculamos la capacidad térmica, la durabilidad y la resistencia a la actividad sísmica de la vivienda.

El director explicó que el proceso de impresión se realizó en un taller en la impresora más pequeña. El edifico fue impreso por secciones —los muros, los elementos decorativos, la torre— y luego fue ensamblado en la obra como si fuera un juego de construcción tipo Lego. Los diseñadores de la ‘casa impresa’ aseveraron que el uso de la tecnología de impresión 3D aceleró la construcción 12 veces.

Además, los expertos calcularon que este tipo de obras entre 1,3 y 1,6 veces más barato a causa de la automatización del proceso.

“Puede que este ahorro parezca insignificante, pero a largo plazo la productividad del equipamiento aumentará, así que será posible ahorrar mucho más dinero”, declaró Máslov a Sputnik.

El dirigente de la empresa profundizó que los equipos se han desarrollado mucho con el paso de tiempo y ahora las impresoras son capaces de crear objetos de mejor calidad a una velocidad más rápida. Máslov agregó que incluso el primer modelo de la impresora comprobó su alta efectividad.

El aparato imprime con capas de 10mm de alto y unos 30-50mm de ancho. La velocidad de impresión puede alcanzar 15 metros cuadrados en una hora, precisó el entrevistado.

La impresión puede usar tanto hormigón como otras mezclas y materiales de construcción.

Según los creadores de la impresora de construcción, la ventaja principal del uso de tecnologías aditivas —creación de objetos con la tecnología 3D— es el hecho de que amplíe la cantidad de posibles variantes de diseño de una vivienda.

El levantamiento del edificio empezó en el año 2015: su armazón fue imprimido y ensamblado en diciembre de 2015 en un plazo de solo 30 días. En verano de 2017 ultimaron las obras de instalación del tejado y la mayor parte de los trabajos de decoración.

El proyecto es especial porque no es un modelo de edificio, sino una vivienda en pleno derecho, explican los diseñadores. Está previsto que pronto una familia de lugareños se mude a esta casa.

 

Fuente: DConstrucción

Saul Ameliach Orta

Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *