Saul Ameliach: Construcción ecológica

Construcción ecológica.

Hoy en día el planeta tierra juega un papel muy importante en nuestras vidas y como conocemos cada día se desgasta más por lo que se ha llegado a construir de una manera más ecológica y decenas de científicos y empresarios han desarrollado materiales ecológicos que llevan acabo la construcción ecológica, aprovechando desechos como botellas de plástico, vidrio, cartón reciclado y hasta fibras obtenidas de la mezclilla, también se han creado opciones a partir del aprovechamiento de residuos agrícolas, de los desechos producidos por las industrias minera y azucarera, así como elementos totalmente naturales como el cáñamo y la leche.

Algo no muy común que está en el mercado desde que una compañía mejoró una antigua fórmula para hacer pintura casera, mezclando proteína de leche, cal, arcilla y pigmentos minerales. La pintura resultante puede usarse en arte y en decoración de interiores, es biodegradable, durable y no tóxica, Kirei una empresa que produce materiales de construcción sustentables, ha creado paneles que pueden reemplazar a la madera a partir de los desechos del cultivo de sorgo y trigo. También comercializa azulejos hechos con cáscaras de coco, también científicos mexicanos de Veracruz, Hidalgo, Chihuahua y Nuevo León, sustituyeron el cemento Portland por cenizas de bagazo de caña de azúcar para hacer más fuerte al concreto. El concreto que contenía desechos de caña resultó ser más resistente a la corrosión y otro material verde que ha ido ganando popularidad es el vidrio reciclado. Después de haber sido reutilizado y reciclado varias veces, el vidrio considerado inutilizable puede procesarse para ser usado como recubrimiento de muebles y paredes.

Los materiales ecológicos en las construcciones son naturales, no emiten radiaciones, gases ni partículas tóxicas para el medio ambiente o la salud, son versátiles, pueden ser impermeables al agua, resistentes al vapor y, luego de terminar su vida útil, pueden ser fácilmente recuperados, reciclados y reutilizados de una forma diferente.

Arquitectos, empresas y científicos se han puesto en la tarea de descubrir nuevos materiales para construcción o darle un nuevo uso a lo que se considera basura.

Otros materiales que están en el medio de la construcción ecológica son los ladrillos reciclados, el cemento este material en particular ha sido creado para ser lo más amigable con el planeta aunque ya tiene muchos años en el mercado aunque se han inventado nuevos cementos a partir de cenizas de bagazo de caña de azúcar, de cáñamo, o de cal y agua, fachadas ecológicas con corcho, este objeto no solo se usa para sellar botellas, ahora es utilizado como fachada de edificios, mejorando el aislamiento acústico y evitando así el uso exagerado de madera, Ecolcoating es una de las empresas que ofrece este tipo de solución ecológica.

Sabemos que actualmente la construcción ha ido evolucionando junto con la tecnología ya que esta nos permite crear grandes obras con mucha más facilidad, y existen muchos más materiales ecológicos que ayudan a que la construcción en la actualidad (con ayuda cabe destacar de la tecnología) sea mucho más ecológica y más sana para el planeta y la humanidad.

Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star

Saul Ameliach Orta

Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

Un comentario sobre “Saul Ameliach: Construcción ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *