La tecnología Tangle de IOTA será usada para cargar vehículos eléctricos

tecnología Tangle de IOTA

Gracias a que la tecnología Tangle de IOTA prestó su plataforma para realizar una prueba de concepto a la empresa española «Comunitaria.com de Servicios a las Communities S.L.» quien al mismo tiempo está acompañada con el grupo Cuerva, que consiste en cargar baterías de E-Cars usando las transacciones dirigidas a la Internet de las Cosas (IoT).

En la red social YouTube fue publicada la prueba de concepto realizada por dichas empresas españolas, mostrando la forma de que los usuarios tengan la capacidad de cargar cualquier vehículo eléctrico por medio de la transmisión de datos al IOTA Tangle.

Cabe destacar, que la probabilidad de que la carga sea efectiva en cualquier cargador que acepte el protocolo abierto OCPP y se haga con la aplicación Supervecina.com. Las personas que usan esta aplicación pueden empezar y parar el proceso de carga y tener control del consumo de energía por medio de WhatsApp.

Es necesario para realizar esta acción, que el vehículo eléctrico se conecte primero en una fuente de alimentación eléctrica. El usuario envía la palabra «cargar» a través de WhastApp. Ya hecho el proceso de carga, se muestra al usuario la energía que se ha utilizado y el tiempo que le queda de carga. Hasta el momento esto solo funciona cuando se sale del campo de datos.

La tecnología IOTA Tangle ahorra el consumo de energía (en kWh), la marca de tiempo, la ID de transacción única y «cp_id» para diferenciar la fuente de la transacción de datos. Las visualizaciones y la salida de información se crean a través del navegador IAM MAM. Por lo tanto, es esencial dejar en claro que la prueba de concepto todavía se basa en una red de prueba de desarrollador.

La Unión Europea está comprometida con el futuro  

El Programa Marco de Investigación e Innovación (Horizonte 2020), organización que pertenece a la UE, es el encargado de patrocinar este novedoso proyecto. Gracias a esto se han elegido 12 empresas de 8 países para ver la viabilidad de la tecnología Blockchain y la Distribuited Ledger Technology (DLT) en pequeñas y medianas empresas (PYME) populares del continente europeo. Este programa empezará en el mes de septiembre de este 2020 y dará a las empresas cursos de capacitación

En los días 9 y 10 de octubre de este año, todos estos proyectos se llevarán a cabo en un evento en Budapest, momento en el cual se realizará un «concurso de lanzamiento de demolición». Como resultado, 4 de los 12 proyectos serán cancelados y solo 8 equipos podrán ingresar a la «fase de implementación» de este proceso. El objetivo de la próxima fase es implementar las Distribuited Ledger Technology en las PYME que existen en varias industrias europeas.

Una vez finalizado el plan, una empresa puede recibir hasta 50,000 euros sin sus propios fondos. Hasta la fecha, los 12 equipos han recibido una recompensa de 3.000 euros en la primera semana del programa y han proporcionado una gama de capacitación y servicios gratuitos.

Al mismo tiempo, en Latinoamérica el desarrollo de la tecnología Tangle ha sido promovido a través de IOTA Latino, cuya organización está dirigida por Saúl Ameliach, un ingeniero en Información que también es experto en Tangle. El objetivo principal de la agencia es desarrollar dichos proyectos sobre la base de Internet de las Cosas, que se beneficia y se adapta a los humanos en el futuro y está guiado por empresas e instituciones de investigación.


Saúl Ameliach nació en Valencia Estado Carabobo - Venezuela el 19 de marzo De 1968, específicamente en la parroquia San José. Toda su infancia y adolescencia transcurrió en esta ciudad, donde realizó sus estudios de primaria y secundaria en el Colegio Don Bosco de Valencia. Saúl Ameliach a los 17 años entró a la Universidad Tecnológica del Centro (UNITEC) ubicada en la ciudad de Guacara en el estado Carabobo, allí obtuvo en el año 1988 el título de Técnico Superior en Información y luego dos años mas tardes a la edad de 22 años alcanzó el título de Ingeniero en Información. Realizó un postgrado en la Universidad Santa María, donde obtuvo el título de especialista en finanzas en el año 1994.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *